BY KATRINA SMITH

How we celebrate two autumn cultural celebrations

People from other countries sometimes find it strange that in the United States we dress up our children in costumes and send them out at night on the last day of October to get candy from strangers. However, there is another cultural celebration with Mexican and European roots that occurs every year in the days right after Halloween. Día de los Muertos (Day of the Dead) is a time to celebrate lost loved ones and invite them back to the land of the living by creating an alter in their memory.

While Halloween can sometimes have a scary side, Día de los Muertos is a festive holiday where the dead are celebrated and death is viewed as a natural part of life. Both holidays have been celebrated to some extent for thousands of years. Halloween stems from 2,000-year-old Pagan and Celtic traditions. Día de los Muertos was celebrated by ancient pre-Hispanic civilizations in the Americas more than 3,000 years ago. While skulls are an icon for Día de los Muertos, pumpkins, monsters, witches, and ghosts are seen in association with Halloween.

An alter created to honor loved ones on Día de los Muertos can be quite elaborate. They often have flowers such as Marigolds which are associated with death. Petals can be used to create a path to the alter for departed relatives. Colors can also be important. While Halloween colors are traditionally orange and black, Día de los Muertos colors are white, yellow, and purple. White represents heaven, yellow represents earth, and purple represents mourning and grief.

Other important components an alter might include would be salt to purify the soul of the dead, candles to guide the dead home, photos or personal items, and food. While Halloween brings out the candy lover in everyone, popular foods during Día de los Muertos include pan de muerto (bread of the dead) and calaveritas de azúcar (sugar skulls) which honor the spirit of departed loved ones. La ofrenda signifies other food offerings including the favorite food and drinks of the dead.

Anyone who has seen the 2017 Disney movie Coco was able to view the beautiful Día de los Muertos imagery. Papel picado are the paper flags sometimes used during the celebration. According to the website called: The Other Side of the Tortilla, “Papel picado represents the union between life and death and symbolizes the wind and the fragility of life. Designs are a form of folk art that are chiseled with skill into the tissue paper.”

Whichever holidays you celebrate this fall, it’s always an interesting experience to broaden your horizons and learn about something new. Sometimes our holidays have a similar foreign counterpart, as we see with Halloween and Día de los Muertos.

Cómo celebramos dos celebraciones culturales de otoño

A las personas de otros países a veces les resulta extraño que en Estados Unidos disfracemos a nuestros hijos y los enviemos a la calle por la noche el último día de octubre para pedir dulces a extraños. Sin embargo, hay otra celebración cultural con raíces mexicanas y europeas que ocurre cada año en los días posteriores a Halloween. El Día de los Muertos es un momento para celebrar a los seres queridos perdidos e invitarlos a regresar a la tierra de los vivos creando un altar en su memoria.

Si bien Halloween a veces puede tener un lado aterrador, el Día de los Muertos es una festividad donde se celebra a los muertos y la muerte es vista como una parte natural de la vida. Ambas fiestas se han celebrado en cierta medida durante miles de años. Halloween proviene de tradiciones paganas y celtas de 2.000 años de antigüedad. El Día de los Muertos fue celebrado por antiguas civilizaciones prehispánicas en las Américas hace más de 3.000 años. Si bien las calaveras son un ícono para el Día de los Muertos, se ven calabazas, monstruos, brujas y fantasmas en asociación con Halloween.
Un altar creado para honrar a los seres queridos en el Día de los Muertos puede ser bastante elaborado. A menudo tienen flores como las caléndulas que están asociadas con la muerte. Los pétalos se pueden usar para crear un camino hacia el altar para los familiares fallecidos. Los colores también pueden ser importantes. Mientras que los colores de Halloween son tradicionalmente naranja y negro, los colores del Día de los Muertos son blanco, amarillo y morado. El blanco representa el cielo, el amarillo representa la tierra y el púrpura representa el luto y el dolor.

Otros componentes importantes que un altar podría incluir son sal para purificar el alma de los muertos, velas para guiarlos a su hogar, fotos u objetos personales y comida. Mientras que Halloween deja en descubierto a los amantes de los dulces, las comidas populares durante el Día de los Muertos incluyen pan de los muertos y calaveras de azúcar que honran el espíritu de los seres queridos fallecidos. Las ofrendas incluyen la comida y bebida favorita del muerto.

Cualquiera que haya visto la película de Disney 2017 Coco pudo ver las hermosas imágenes del Día de los Muertos. El papel picado a veces se usa durante la celebración. Según el sitio web: El otro lado de la tortilla, “El papel picado representa la unión entre la vida y la muerte y simboliza el viento y la fragilidad de la vida. Los diseños son una forma de arte popular que se cincelan con habilidad en papel de seda”.

Independientemente de la fiesta que celebre este otoño, siempre es una experiencia interesante ampliar los horizontes y aprender algo nuevo. A veces
nuestras festividades tienen una contraparte
extranjera similar, como vemos con
Halloween y el Día de los Muertos.

.

advertisement advertisement advertisement advertisement advertisement